Q
Atrás

Buscamos talento ‘silver’

En plena ‘Gran resignación’ y en medio de una guerra abierta por el talento, el 80% del valor de las compañías deriva de los intangibles, y una de las principales ventajas competitivas son las personas y su conocimiento. Ahora más que nunca la gestión y la retención de las mejores aptitudes debe ser un objetivo fundamental dentro de la estrategia empresarial. La mejor simbiosis será buscar el desarrollo de nuestro talento al mismo ritmo que el crecimiento de la empresa.

Apostar por la diversidad ya es lo habitual en muchas grandes empresas, en su mayoría internacionales, que asumen de manera obvia la diversidad de culturas, idiomas, razas o nacionalidades como factores diferenciales en el talento que incorporan entre sus filas.

Pero hay otro tipo de diversidad que actualmente está cobrando mucha relevancia: la multigeneracional y cómo se gestiona dentro de las compañías. Apostar por la diversidad generacional es clave para atraer las mejores competencias de profesionales expertos en diferentes materias. La actitud es su factor diferencial, la aptitud su mejor carta de presentación.

Sin embargo, esta mezcla de talentos interna conlleva algunas preguntas: ¿Cómo gestionamos que diferentes generaciones trabajen juntas y se complementen? Parece que en esta era de la innovación tecnológica sólo tienen cabida los más jóvenes, pero mientras ellos, la mayoría de ellos nativos digitales, aportan nuevas habilidades con una visión más tecnológica, las generaciones mayores cuentan en su haber con más aptitudes, experiencia, madurez y contactos, siendo idóneos para desarrollar proyectos.

Las nuevas habilidades sin el conocimiento del negocio no sirven; necesitamos equipos multigeneracionales, que integren el conocimiento de la tecnología con el conocimiento del negocio; aunque como hemos señalado, muchas veces no sepamos muy bien cómo gestionar esta mezcla. Pero a pesar del riesgo, no podemos perder de vista el valor que podemos aportar a nuestros clientes con este tipo de perfiles en un sector en constante transformación.

La diversidad bien gestionada es una fuente inagotable de ventajas competitivas para la empresa, un lujo que no podemos desperdiciar. Encontrar el punto de equilibrio que permita un intercambio productivo entre ellos es uno de los grandes retos para lograr esa fortaleza tan ansiada.

Desde Quint Iberia, miembro de Eraneos group, hemos lanzado el programa de captación de talento ‘silver’ denominado Gran Reserva, dirigido a profesionales cualificados de más de 45 años. Aquí puedes apuntarte a una de las ofertas.  Porque el talento senior, al igual que el buen vino, mejora con el paso del tiempo o con la experiencia.