Q
Atrás

Innovación Tecnológica y Big Data al servicio del paciente

Autora: Laura García. Quint.

Laura García

06 de febrero de 2020. El pasado día 29 de enero, tuve la oportunidad de asistir a la Jornada Salud sobre Innovación Tecnológica Sociosanitaria organizada por El Economista.

En la actualidad vivimos en un entorno donde la innovación tecnológica está latente en todos los negocios, y la industria de Healthcare no es una excepción. Durante este evento, se trataron temas relacionados con estas nuevas tecnologías de innovación así como el papel del Big data en la relación médico-paciente.

Salud Digital

Más del 56% de los hospitales a nivel mundial tienen una cultura basada en la experiencia del paciente. Sin embargo la implementación de la tecnología y la cultura innovadora tienen aún mucho recorrido.

En Sylentis (Grupo Pharmamar) investigan RNA de interferencia dedicado a curar enfermedades oftalmológicas. Se trata del uso de una nueva tecnología, nuevos fármacos diseñados in sílico basados en inteligencia artificial. Estos fármacos requieren mucho menos tiempo que los clásicos para su comercialización. El reto está en que los médicos se adapten al cambio que supone emplear estos fármacos disruptivos ya que su mecanismo de acción es diferente a los convencionales.

Otra empresa del sector, Siemens Healthineers España, se centra en la mejora de la experiencia del paciente. Ha desarrollado resonancias magnéticas más amplias, cómodas y veloces. Por ejemplo, incorporan al tubo una tablet con auriculares para hacer más agradable la espera.

“Hacemos que la tecnología se acerque al paciente y no sea el paciente el que se acerque a la tecnología”

Datos para mejores diagnósticos

El 80% de los datos generados se pierden debido a las dificultades para aprovecharlos. El reto está en mejorar y analizar los datos y dónde ir a buscarlos.

La utilización y explotación de estos datos tiene como finalidad implicar más al paciente en su salud, ya que con estos datos sería más fácil detectar precozmente enfermedades, por ejemplo, la predicción de enfermedades cardiovasculares.

“Los datos más útiles son los que el paciente no da al médico”

El principal proveedor de datos debería ser el teléfono móvil, el smartwatch, el ordenador, ya que con ellos sabemos lo que el paciente ha comprado en el supermercado, si hace deporte, cuánto camina etc.

En definitiva aún hay un largo camino por recorrer, pero debemos entender la llegada de las nuevas tecnologías como un factor que impacta ahora, y no como algo futuro o de ciencia ficción. Con ello, no solo se logrará mejorar la experiencia del paciente y la detección precoz enfermedades, también llevará consigo un ahorro de costes y de tiempo que permitirán al médico  ofrecer una atención más humana a sus pacientes. Tal y como se pudo escuchar a través  de distintos ponentes en el evento, “La IA nos permitirá hacer la medicina más humana”.