Q
Atrás

¿Es Madrid realmente una ‘Green Capital’?

Autor: Jacobo Ponte. Quint.

Jacobo Ponte

La capital madrileña acoge la cumbre del clima hasta el próximo viernes con algunas incógnitas sobre su compromiso con la sostenibilidad.

05 de diciembre de 2019. Con la COP25 ya arrancada, uno se encuentra una ciudad plagada de cartelería referente a “Madrid Green Capital”.  Actualmente este título solo lo ostenta en nuestro país la ciudad de Vitoria, si bien debe agradecerse el esfuerzo de las administraciones públicas por adaptarse a este tsunami climático tan necesario como urgente.

Polémicas aparte, esta antigua asociación entre los términos Green y sostenibilidad genera una cierta confusión entre el público en general y en no pocos foros de debate. Los 17 ODS (objetivos de desarrollo sostenible) son una evolución de los OM (Objetivos del Milenio) donde las personas se convierten, de facto, en el centro del debate.  Si uno se lee con detenimiento cualquiera de los ODS, coincidirá en que muchos de ellos trascienden completamente el concepto verde de la cuestión como pueden ser poner fin a la pobreza (1), la igualdad de género (5), la reducción de las desigualdades (10) y promover las sociedades justas, pacíficas e inclusivas (16) entre otros. De hecho, una mayor parte de los ODS inciden en aspectos sociales como complemento necesario a la conservación del ecosistema natural de La Tierra. Si se sigue la evolución del desarrollo de los distintos ODS en los últimos años, se puede llegar a la conclusión que algunos aspectos de mejora son coyunturales o parciales, independientemente de si inciden en lo social o en lo ecológico.

Si volvemos atrás y analizamos de nuevo el concepto “Green” de la capital que acoge la COP25, encontraríamos que el término se queda corto respecto a la sostenibilidad. Evidentemente aspectos como Madrid Central o la profusión de carriles bici-ambos origen de un gran debate político y social en los últimos tiempos- son aspectos positivos en la dirección de cumplir con aquellos objetivos total o parcialmente considerados “más verdes”( Consumo responsable 12 o acción por el clima 13, por poner algunos ejemplos ) pero también en aquellos como las ciudades más sostenibles (11) o que van encaminados a garantizar la salud y el bienestar (3), donde el termino sostenibilidad cobra su verdadera dimensión.  Desde esta perspectiva integral de la sostenibilidad, al evaluar cualquier organización o una ciudad como Madrid, debemos tener en cuenta una serie de indicadores más amplios. ¿Esta Madrid abordando el problema del urbanismo inclusivo y accesible (1)? ¿Es la capital un referente en la movilidad sostenible dado el impacto del transporte privado en la calidad del aire o en las emisiones de Co2(2)? ¿Se están haciendo políticas activas de género en los últimos tiempos (3)? Todos estos temas son controvertidos, tanto que nos permiten afirmar que la capital de la COP25 ha ido adquiriendo un ligero tono verde pálido. De lo que está aún muy lejos es de la amplia paleta cromática que conlleva ser sostenible.

 

(1) https://www.tinsa.es/precio-vivienda/comunidad-madrid/madrid/

(2) https://elpais.com/sociedad/2019/11/28/actualidad/1574946554_380799.html

(3) https://elpais.com/ccaa/2019/11/20/madrid/1574254076_494028.html