Q
Back

El outsourcing como catalizador de valor para el negocio asegurador

La externalización conlleva aparejados ratios de eficiencia muy importantes en función del tipo de servicio en la industria del seguro.

12 de abril de 2021. Nunca antes el mundo se había visto envuelto en tantos desafíos, algo que está teniendo importantes repercusiones en los consumidores y en las empresas. Un sector como el asegurador no es ajeno a estos retos, que se añaden a una necesidad anterior de transformación debido a los cambios en los modelos de relación, la reducción de márgenes por la elevada competencia en cada uno de los ramos, así como la necesaria innovación para la evolución de los servicios.

En este contexto, Quint ha organizado un desayuno con los responsables de tecnología y outsourcing de algunas de las mayores aseguradoras de nuestro país (Mapfre, Santalucía, Pelayo, Generali y Solunion) para charlar sobre cómo la provisión de los servicios tecnológicos puede ser un catalizador para aportar valor al negocio, introducir la innovación y transformación y a la vez  optimizar los costes.

Al inicio del desayuno, los responsables del mercado asegurador de Quint mostraron una comparativa con los ratios de eficiencia que se pueden conseguir con una adecuada gestión de los servicios de outsourcing. De esa forma, “la migración al cloud de desarrollo y mantenimiento de software puede representar hasta un 30% de ahorro para una compañía de seguros”, dijo Eduardo Martín, consultor responsable de la industria de seguros. Los directivos presentes quisieron conocer casos concretos de eficiencias y tiempos de estabilización de cada uno de ellos.

Otro de los temas tratados en el encuentro fue el modo de introducir los KPIs (Indicadores Clave de Desempeño, por sus siglas en inglés) estratégicos en la relación con los proveedores, para que realmente el outsourcing sea una palanca de valor para el negocio. En este punto se comentó que la agilidad es un buen campo de pruebas para medir el verdadero aporte en la relación de externalización; pero para lograrlo, comentaban los asistentes, “hay que tener unos contratos orientados a servicios en lugar de trabajar con los proveedores en modo asistencia técnica” (el conocido como bodyshopping).

Para Baltasar Carretero, socio de Quint presente en el evento, “la orientación a servicio es uno de los puntos donde debe nacer la transformación, ya que es imposible involucrar a tus proveedores si lo que contratas son horas/hombre”, dijo. Sobre este punto, todos los asistentes estaban de acuerdo en dar ese primer paso.

Muchas veces se asocia outsourcing a reducción de costes, por el contrario, durante el desayuno todos los directivos estaban de acuerdo en que la transformación y la contribución al negocio debe primar por encima del precio.

El último punto tratado fue como retener el conocimiento en entornos externalizados, es decir, cómo encontrar el equilibrio entre capacidades internas (empleados propios) y externas (proveedores con conocimientos clave). La solución que se propuso ante este dilema fue “disponer y mantener el gobierno de los procesos de gestión del conocimiento, y que los principales repositorios se alojen en plataformas propiedad del cliente”, concluyeron.