Q
Atrás

6 Claves para enfrentarte a la crisis del Covid-19 en tu organización

El impacto del coronavirus en las organizaciones es más que evidente y se espera que esta situación se prolongue durante más en el  tiempo. Las compañíasdeben proteger a sus empleados y limitar el daño al mínimo posible, y esto requiere un enfoque adecuado.

Ahora que nos hemos recuperado del “shock” inicial, es importante no quedarse atrás y ver cómo aprovechar este periodo al máximo. Esta nueva situación obliga a las organizaciones a pensar de una manera creativa sobre el escenario en el que se encuentran ahora. Los asuntos que antes no tenían demasiada relevancia pasan a estar en la parte superior de la agenda empresarial. Por otro lado, temas que parecían esenciales el mes pasado, de repente se vuelven mucho menos relevantes. 

Quint ofrece seis consejos prácticos con que las organizaciones pueden aumentar significativamente la posibilidad de salir más fuertes de la crisis.

  1. Priorizar la estrategia y la cartera

Las empresas harían bien en ajustar sus prioridades para volver a encarrilar los objetivos comerciales a corto y largo plazo, la atención se desvía por las acciones a corto plazo, necesarias para hacer frente a la crisis. Esto significa que la capacidad se aprovecha de manera diferente a la esperada. 

Es hora de que líderes y equipos observen de cerca las decisiones que han tomado, ¿Cuáles son los objetivos estratégicos? ¿Cuáles son imprescindibles?

Otro consejo importante: afinar la estrategia digital. Un buen dicho se aplica aquí: “Deja de comenzar, comienza a terminar”. 

A través de una planificación de PI virtual (una de las prácticas más significativas de SAFe?, se puede centrar la atención en los problemas más cruciales,que tienen el mayor valor inmediato para la organización y sus clientes. En lugar de tener todos los proyectos en ejecución, sería recomendable elegir aquellos que realmente importan ahora mediante una nueva priorización. Es importante acortar radicalmente el tiempo de entrega de estos proyectos.

  1. Acelerar la colaboración virtual

El peligro hoy es que todas las personas siguen su propio camino, especialmente cuanto más dura la crisis. En todos los niveles de la organización se debe encontrar un nuevo modo de colaboración (remota). El impacto tiene consecuencias en cada capa de gestión dentro de la organización. La coordinación mutua en la que la organización debe enfocarse determina en gran medida cuán exitoso será su ajuste. Uno de los métodos de trabajo más efectivos para esto es el Obeya digital (en japonés, “sala grande”). En un Obeya, los objetivos, la capacidad y la disponibilidad se coordinan en las diferentes capas. 

El espacio virtual es accesible para toda la organización: todos saben en qué enfocarse, el rendimiento es transparente y la organización sabe cuál es el progreso, dónde se necesita apoyo y dónde se necesita hacer ajustes. 

¿El resultado? Un mayor grado de participación, una mejor conexión entre la estrategia y la operación y un mayor control sobre la gestión de la organización.

  1. Validar el abastecimiento y la gestión de proveedores

El Corona virus tiene un impacto en todas las organizaciones, incluidas la de los socios de TI. 

Esto significa que los servicios de mejora o reducción de escala son más relevantes que nunca. Las organizaciones deben analizar a corto plazo qué servicios externalizados son vitales y cuáles están sujetos a cambios en la demanda. Entonces, es importante planificar cómo se pueden mitigar los riesgos y cómo ampliar o reducir los problemas. Desde su práctica de abastecimiento, Quint tiene una amplia experiencia en el análisis de este tipo de riesgos, evaluando posibles soluciones y diseñando una cooperación adecuada.

  1. Desarrollar (nuevos) servicios digitales

Hoy, los clientes de casi todas las organizaciones se ven obligados a buscar nuevas formas de obtener productos y servicios. Debido a las limitaciones actuales, se deben buscar otras posibilidades que conduzcan al éxito en esta nueva realidad. Este es un resultado obvio de un mundo en el que las posibilidades físicas son limitadas y el dominio digital es la única alternativa adecuada. Para las organizaciones que no han utilizado (a menudo) plataformas digitales, redes y la nube,es todo un reto empezar a hacerlo ahora y enfrentarse a cómo hacerlo. Evaluar las necesidades de los clientes en función de sus cambios y luego desarrollar nuevos servicios desde esa perspectiva.

  1. Aprender de esto para agilizar la organización

Estamos acostumbrados a trabajar de una manera concreta. Esta crisis expone una serie de debilidades. Dos de las más importantes son la capacidad de la organización para adaptarse rápidamente y la capacidad de entregar a tiempo las soluciones que los clientes necesitan. Quint ayuda a las organizaciones a comprender el estado del arte del rendimiento digital y utiliza varios métodos para mejorarlo estructuralmente. Nuestro punto de partida es que los empleados son fundamentales para esto. Es por eso que aconsejamos comenzar analizando el desempeño de las personas en la organización. ¿Tiene las competencias y habilidades requeridas? ¿La forma en que los equipos y el liderazgo trabajan juntos de manera efectiva? Cuando analizamos el potencial de mejora de los procesos, lo hacemos en función del valor que esto debe aportar al usuario final, e identificamos la forma en que las cosas pueden estandarizarse y automatizarse.

 

  1. Invertir en las habilidades y el desarrollo de los empleados.

Aprovecha este tiempo invirtiendo en el desarrollo y el conocimiento de cada empleado. Para esto, el aprendizaje virtual es la palabra mágica. La amplia gama de cursos de capacitación de Quint, que van desde temas como: digitalización, datos, agilidad, Lean IT y Journey2Cloud cumplen esa función. Quint trabaja con expertos que aplican estas prácticas día a día. Nuestra formación en vivo permite a los estudiantes hacer preguntas directamente, seguidas de una respuesta directa. ¿Buscas capacitación personalizada para equipos y / o gerentes en su organización? Contácta con nosotros para conocer todas las posibilidades.

 

Pensar a largo plazo

La moraleja de la historia: en un momento incierto como este, la seguridad es crucial. Nuestros servicios y capacitación no solo ayudan a las organizaciones a enfrentar los desafíos actuales de la mejor manera posible, sino también a identificar oportunidades. Al mantener una visión a largo plazo e implementar las reformas digitales necesarias, las organizaciones no solo pueden enfrentarse a la crisis del corona, sino también ser más fuertes. ¡Estamos encantados de ayudarte!