Q
Atrás

Hablamos de humanismo: Stem Talent Girl

Beatriz HierroBeatriz Hierro, Consultora. 14 de mayo de 2020.

Participar como mentora en el programa Shadowing de Talent Girl ha sido para mí una experiencia única y muy satisfactoria. Este programa pretende inspirar y empoderar a la próxima generación de mujeres líderes en las áreas STEM.  Hace unos días tuve la oportunidad de ayudar y orientar a dos chicas encantadoras en la búsqueda de sus respuestas relacionadas con su futuro académico / profesional.

La sesión de shadowing fue muy enriquecedora por ambas partes. Ellas pudieron ver de cerca cómo es mi día a día en el entorno laboral: mis proyectos, mis motivaciones, el entorno en que trabajo, mis retos, mi progreso profesional, … y yo pude orientarlas en la búsqueda de sus respuestas. Además, esta sesión me ha hecho reflexionar acerca de cómo han cambiado las inquietudes que teníamos las personas de mi generación frente a las actuales ante la misma situación. Ahora las preocupaciones tienen un carácter más holístico. Los aspectos importantes que resaltaron fueron: 

  • Conocimientos. Les preocupa si poseen los conocimientos suficientes, la preocupación por los idiomas, la realidad es que en un entorno global y  altamente competitivo, destacar es un auténtico reto. Realizaron preguntas como la siguiente: ¿Qué es mejor tener un nivel medio de inglés y francés o solo tener un nivel alto de inglés?  
  • Tecnología. Ellas materializan como un riesgo el impacto de la tecnología en los puestos de trabajo, ante la elección de una profesión. ¿qué tipo de puestos de trabajos no se verán afectados por la tecnología? Esta es una cuestión disruptiva, que cada vez toma más importancia a la hora de definir el camino propio
  • Innovación. Entienden la innovación y la gestión de proyectos como una herramienta clave para el futuro, no solo como facilitadora sino como solución real a nuevos problemas. Una de la mentee me mostró cómo está diseñando una solución para disminuir la basura en el espacio a través de una plataforma.

 

Durante la sesión sentí que algo nos unía a las tres, porque de manera rápida y espontánea creamos un entorno de confianza,comenzamos a charlar y disfrutamos de una sesión sin parar de hablar y de reírnos. Quizás se deba a los valores e inquietudes que compartimos. A pesar de la edad y vivencias que nos separan las tres compartimos afición por la ciencia, por la innovación, por la aventura y por alcanzar las metas que nosotras nos propongamos.